sábado, 26 de enero de 2013

Piratería en el Golfo de Guinea


Piratería en el Golfo de Guinea

El Golfo de Guinea, situado en la costa centro-oeste del África, se va convirtiendo en un gran foco de la piratería marítima. Pero no es el único lugar del planeta donde el antiguo oficio de corsarios goza de mucha popularidad. Hay otros focos de piratería muy importantes como son el estrecho de Malaca  y  la zona del cuerno de África

Los piratas pueden abordar un buque de dos maneras bastante parecidas, si se trata de ataques cerca de la costa, basta con lanchas de motor para abordar el buque y si es en el océano, se utilizan las mismas lanchas pero desde alguna especie de base flotante que puede ser un carguero, posiblemente de los capturados anteriormente, que dan vueltas cerca de las rutas marítimas comerciales buscando víctimas.

 Los tripulantes de las lanchas suelen ir pertrechados con armas automáticas, aunque los grupos más serios disponen también de ametralladoras aunque a juzgar por las fotografías y vídeos, prefieren el lanzagranadas antitanque portátil de origen soviético RPG-7, ampliamente extendido en el continente africano.






Origen

Estos piratas suelen pertenecer de diferentes movimientos militares y paramilitares como múltiples frentes de liberación nacional que anteriormente se sostenían cobrando tributos a la población civil de cierto territorio.
La debilidad del gobierno central, combinada con los conflictos étnicos y religiosos (especialmente, en Nigeria), empuja a estos grupos a buscar otras fuentes de ingresos más caudalosas y menos peligrosas, como puede ser la piratería.

Si la tripulación del buque atacado no consigue resistir y a bordo de la nave no se encuentra ningún guardia armado, sea oficial o extraoficial, el final es siempre el mismo: los piratas suben al buque, lo llevan al sitio seguro y roban todo lo que puedan, desde la carga hasta los efectos personales de los marineros. A veces toman rehenes entre los últimos para pedir el rescate.

Además de capturar los barcos, los piratas guineanos de vez en cuando secuestran a los empleados de las petroleras occidentales que trabajan en Nigeria para pedir rescate.


Que suelen robar y que hacen con ello

En este sentido el reciente secuestro del petrolero griego es ilustrativo: retiran el buque de las rutas marítimas, roban parte de la carga y lo abandonan. El combustible lo revenden en los puertos africanos dónde está mal visto hacer preguntas de más.

En la 'época dorada' de la piratería somalí una operación podía dar hasta seis millones de dólares siendo su coste de medio millón de dólares. El rescate se entregaba a personas de confianza de los líderes de las comunidades somalíes en Europa y América del Sur para luego ser enviado a los destinatarios mediante sistemas de transferencia informal de fondos, tipo Hawala.


Veintitrés rusos y un griego secuestrados en petrolero al oeste de África
Veintitrés rusos y un griego secuestrados en petrolero al oeste de África


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada