domingo, 27 de enero de 2013

Las heridas del conflicto en el este de Congo


En el este de Congo se está librando una guerra por la supervivencia, ya no solo por la violencia a la que están sometidos día a día, sino por la falta de infraestructuras y servicios, puesto que la población vive con miedo e inestabilidad, condenadas a huir sin descanso.


Desde abril, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) han atendido a más de 200 personas con heridas a causa de los enfrentamientos entre el Ejército y varios grupos armados en estas provincias del este de República Democrática del Congo (RDC).
















El número de pacientes ingresados con herida de bala o de machete no es suficiente para entender el conflicto en la salud y el bienestar de los habitantes.

Muchas personas se refugian en centros de tránsito por miedo a que les atacaran de noche a sus casas.
También es increíble ver el silencio que existe en las aldeas. Miles de personas viven con extraños, con la que comparten su comida y hogar; otros en cambio huyen a los bosques. Ellos ven como gente armada corren hacia ellos,  no quedándoles más remedio que correr y huir.

En los centro de MSF, se dan casos más de pacientes que ponen en riesgo sus vidas o que retrasan el momento de ir a un hospital, por miedo a que les maten por el camino.
Por supuesto que la desnutrición en estos lugares afecto mucho en las personas más débiles (a muchas llevándolas a la muerte).

Todo esto es una espiral de violencia, que está teniendo graves consecuencias médicas y humanitarias sobre la población civil. 


Muchas personas de estos países pobres vienen aquí a España, y aunque no tengan nada, tienen agua potable en cualquier fuente, bar... no hay gente que les persiga con un arma, y sobre todo hay servicios sanitarios para que les cuiden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada