domingo, 27 de enero de 2013

El conflicto de Egipto.


La crisis política en Egipto de 2011, conocida internacionalmente como la Revolución egipcia, fueron una serie de manifestaciones callejeras que comenzaron el martes 25 de enero de 2011 (el llamado Día de la Ira) y que se difundieron por todo Egipto llevada a cabo por diversos grupos sociales e inspirada principalmente en la Revolución tunecina.
Las manifestaciones y revueltas se originaron como una protesta por el exceso de brutalidad policial, las leyes de emergencia del Estado, las altas tasas de desempleo, el deseo de aumentar el salario mínimo, la carencia de viviendas y alimentos, la inflación, la corrupción, la falta de libertad de opinión, las pobres condiciones de vida, factores estructurales-demográficos. La principal meta de los manifestantes era forzar la salida del presidente Hosni Mubarak, quien llevaba en el poder casi 30 años. 18 días después del inicio de las protestas, el viernes 11 de febrero, Mubarak finalmente dimitió finalizando 30 años de dictadura.
Se celebraron nuevas elecciones democráticas en esta nación afroasiática el jueves 21 de julio del 2011, siendo elegido Presidente del Pueblo Egipcio, Mohamed Morsi.
Hosni Mubarak y su antiguo ministro del Interior, Habib al Adli, fueron condenados a cadena perpetua por su participación en la represión que se cobró más de 800 vidas durante la revolución. La sentencia fue dictaminada el sábado 2 de Mayo de 2012 por el Tribunal Penal de El Cairo. Sin embargo fueron absueltos de los cargos de corrupción y desvío de fondos públicos de los que se les acusaba, ya que, según el tribunal, los cargos ya habían prescrito, al haber ocurrido presuntamente hace 10 años.
El juicio estuvo dirigido por el magistrado Ahmed Refaat. Tras concluir la sesión, Mubarak fue trasladado a la prisión egipcia de Tora, donde cumpliría sentencia. Según la televisión estatal, sufrió un "grave problema de salud" a su llegado al centro penitenciario.
El juicio no fue recibido con agrado por el pueblo, que exigía penas más severas, como la ejecución. Cientos de protestantes se congregaron en la Plaza Tahrir, símbolo de la revolución, para manifestar su ira.

Enlace de la primera imagen


1 comentario:

  1. ¿No hay referencias para el texto de la entrada?, ¿es todo cosecha propia?.

    ResponderEliminar