lunes, 28 de enero de 2013

La integración de nuevos países en la UE.

Con Croacia nace la UE de los Veintiocho
            El 1 de julio de 2013 Croacia se incorporará a la Unión Europea.  El tratado de adhesión será firmado por los líderes de los Veintisiete y por el presidente de Croacia en una ceremonia que intentará transmitir normalidad y confianza en el futuro. La Unión confirma así su compromiso con la perspectiva europea de los Balcanes.
           La adhesión formal pasa por un referéndum previo en Croacia y la ratificación de la ampliación en los otros 27 Estados de la Unión.
            Zagreb obtuvo el estatus de candidato en junio de 2004 y comenzó en octubre de 2005 unas negociaciones de adhesión concluidas el pasado junio.
            Serbia aspira ahora a que la UE le conceda la condición de candidato, plan que obstaculiza la situación en Kosovo. Alemania y Austria han sido particularmente beligerantes sobre el particular.
            España es partidaria de la adhesión serbia como lo es Suecia, cuyo ministro de Exteriores, no se atrevía ayer a asegurar que Belgrado vaya a ser elevado a candidato a la adhesión.    Unos 6.700 soldados de la OTAN cumplen misiones de seguridad en Kosovo.
               A continuación os diré un pequeño opinión de lo que pienso en la noticia.
            Pese a la crisis económica, el proceso de ampliación de la Unión Europea hacia los Balcanes prosigue con la incorporación de Croacia el 1 de julio de 2013.
            Las dificultades de incorporar a los países que proceden de la descomposición de la antigua Yugoslavia residen en la falta de libertades democráticas en algunos de ellos y en la reciente historia de guerras y conflictos fronterizos, algunos aún existentes como es el caso de Serbia con su región autónoma de Kosovo.


            En mi opinión, cuanto mayor sea el número de países de la Unión Europea será mejor para todos; para los nuevos porque tendrán acceso a las políticas de cohesión europeas, que les beneficiarán económica y socialmente, creando una estabilidad que mejorará las perspectivas futuras. A los demás, el incremento de tamaño de la Unión y de su mercado interior también nos beneficiará, creando una economía más fuerte y compartiendo unos valores democráticos y de libertades que ayudarán a mejorar las relaciones entre los pueblos y sus ciudadanos, evitando tensiones y futuros conflictos entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada