domingo, 19 de enero de 2014

El 23 F de 1981

Madrid, 23 de febrero de 1981.
El teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero asalta el Congreso de los Diputados,  con un grupo de 2oo guardias civiles, durante la segunda votación de investidura de Leopoldo Calvo  Sotelo como presidente del Gobierno.

El guardia civil subió a la tribuna de oradores y encañonó al presidente del Congreso.
Los diputados se apresuraron a cumplir la orden, “¡Todo el mundo al suelo!” que dio el golpista al tiempo que disparo al aire en cinco ocasiones. El presidente Suárez, Carrillo y Gutiérrez Mellado se mantienen en sus asientos. El forcejeo entre el general Gutiérrez Mellado y Tejero, que no logró derribarlo, valió como un símbolo de que la frágil democracia se iba a sostener a pesar de todo, contra los nostálgicos de la dictadura.

En las distintas capitanías  los jefes militares titubean. Únicamente Milans del Bosch saca sus tanques a las calles de Valencia. Finalmente, Tejero, viéndose solo, accede a deponer las armas, firma el “pacto del capó" a las 12:27 de la mañana y se entrega al general Aramburu Topete, en presencia del general Armada, considerado el cerebro político del golpe del golpe del 23 F y acusado de dirigir las operaciones junto al general Milans del Bosch, que había sido secretario general de la Casa del Príncipe y hombre de confianza de don Juan Carlos, siendo condenado treinta años y pidiendo el indulto seis veces, siéndole concedido en 1988, donde se retiró a un pazo de Galicia (ahora se consagra con notable éxito al cultivo industrial de flores).

Tanques en Valencia en el 23 de febrero sacados por el general dela Guardia Civil Milans del Bosch.

Al filo de la medianoche, Armada quiere proponer a los diputados que se formara un Gobierno de salvación nacional que él presidiría, pero Tejero rechaza la idea al saber que en ese Gobierno habría un ministro comunista, Solé Tura, y otro socialista, Enrique Múgica.

En la madrugada del día 24 se produce una alocución televisada del Rey para situarse frente a los golpistas y defender la Constitución y la continuación de un gobierno democráticamente electo,  que supone el principio del fin del intento de golpe de Estado. El golpe se derrumbó sin que hubiera heridos en el Congreso que Tejero tuvo retenido 18 horas. Los cabecillas fueron detenidos y condenados a pena de prisión.
El golpe de Estado de 1981 estaba estrechamente relacionado con los acontecimientos de la transición española a la democracia.

Tres elementos crearon  una tensión permanente en  el gobernante Unión Centro Democrático que desembocaron en el golpe de Estado:

  •          Problemas derivados de la crisis económica (casi un 20% de desempleo,  junto con la fuga de capitales y el 16% de la inflación).
  •         Dificultades en la creación de los gobiernos descentralizados para las regiones españolas.
  •          Aumento de la violencia por parte del grupo separatista vasco ETA.
http://www.youtube.com/watch%3Fv%3DwkT4JwDL2wo(vídeo completo de asalto al Congreso)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada