martes, 21 de mayo de 2013

Un grupo de científicos norteamericanos capta la primera fotografía del dolor


Un escáner del cerebro muestra en color los puntos en los que se refleja cuándo un ser humano siente mayor o menor dolor. Se espera que este avance pueda ayudar a mejorar los tratamientos.

Un grupo de científicos americanos ha podido hacerle una fotografía y han establecido una escala de colores según la intensidad: el amarillo más fuerte, el azul más soportable.


Este avance mejorará los tratamientos de los pacientes que no se pueden comunicar. No es la primera vez que se intenta, pero en esta ocasión consiguen diferenciar el dolor físico del emocional.


Para el estudio se llevaron a cabo resonancias magnéticas en 114 voluntarios. Se les colocó un calentador en el antebrazo, les aplicaron calor, de templado a caliente y los científicos iban viendo los cambios que se producían en el cerebro. También midieron el dolor emocional, les mostraron fotografías de sus exparejas y de un buen amigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada