lunes, 22 de abril de 2013

La Barbie



La Barbie tiene más de 50 años. La penúltima polémica viene de México, donde se ha puesto a la venta la versión de la Barbie mexicana: una muñequita morena, vestida de rosa, acompañada de un perro chihuahua, un pasaporte y la controversia. 
"Con un diseño inspirado en mariachis y marimbas, ella está lista para cualquier fiesta. La muñeca lleva un vestido rosa. Incluye pasaporte, estampa del país, un Chihuahua y un cepillo", describe Mattel, la empresa creadora del juguete.
Las redes sociales echaban humo. Pero lo peor ha sido el pasaporte: resulta que esta mexicana puede viajar por Estados Unidos sin ser arrestada en medio de la reforma de la polémica ley de inmigración que se discute en el país vecino del norte para legalizar a los indocumentados. Esto no ha sentado nada bien a los cibernautas mexicanos de un lado y otro de la frontera.
"¿Viene con un pasaporte para que sepamos que es legal? Totalmente ofensiva la Barbie mexicana @Mattel", escribió @AnniePerezchica. "Barbie mexicana con pasaporte, porque ser indocumentada sería demasiado estereotipado", escribió @RodrigoAcZer.
La mozuelita pertenece a la colección Muñecas del Mundo. La compañía ha tenido que dar explicaciones: se justifica diciendo que es un juguete educativo, que ayuda a las niñas a explorar el mundo, que la muñeca pretende ensalzar las diferencias culturales de cada país, que todas llevan pasaporte, que muchas van acompañadas de mascotas. La Barbie india va vestida con un sari y lleva un mono, la china lleva una panda, la española va vestida de flamenca (¡ole, ole las diferencias culturales: algo tendrán que decir las niñas manchegas o asturianas!). Pero los críticos afirman que aplaude estereotipos anticuados e incluso ofensivos. Periódicos, agencias y redes sociales de medio mundo se han hecho eco de la polémica y algunos hablan de prejuicios y racismo.
Arriba hablábamos de la penúltima polémica porque la última viene de Alemania: la Barbie Dream House, una casa de tamaño natural de 2.750 metros cuadrados, cuya inauguración está prevista  para el próximo 16 de mayo, se está construyendo en Berlín. Allí se expondrá a tamaño real todo lo que para unas es un ideal de vida y de belleza y para otras representa un modelo anacrónico y simplista de mujer: armarios repletos de vestidos y accesorios, una fabulosa cocina donde esta "mujer" hace cupcakes sobre unos tacones de infarto, una pasarela de modelos, juegos interactivos y todo en… rosa, al módico precio de 12 euros los infantes y 15 los adultos.
Pienso que el icono de la barbie está dejando muy mal a las mujeres de hoy en día que lo que expresa es solo un estereotipo, en la realidad no vas a encontrar mujeres como ellas.
Lo único que hacen es que las niñas desde pequeñas empiecen a temer problemas con su cuepo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada