lunes, 17 de junio de 2013

Más de 500 manifestantes son detenidos por la policía en una huelga, en Turquía, convocada por los sindicatos.


Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía en varias ciudades de Turquía acabaron la noche de este domingo con más de 500 personas detenidas, mientras que varios sindicatos turcos preparan para este lunes un día de huelga contra del gobierno.
En Estambul, Ankara y varias otras ciudades del país eurasiático los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas del orden hasta altas horas de la madrugada, informa la prensa local.
Según el Colegio de Abogados de Estambul, solo en la metrópolis del Bósforo unas 390 personas fueron detenidas, mientras que en la capital la policía arrestó a otras 150 personas, asegura la versión electrónica del diario Hürriyet.
Según agrega el portal opositor de noticias Sendika, policías vestidos de paisano participaron en Ankara en la represión con gases lacrimógenos y cañones de agua a presión, dejando al menos ocho personas heridas.
Los manifestantes en el centro de la capital turca gritaron lemas como "Revuelta, Revolución, Libertad" o "Dictador Dimite ya".
En Estambul, los detenidos, entre los que se cuenta un ciudadano británico y varios periodistas turcos, fueron trasladados a la plaza de Taksim y encerrados en autobuses de la policía. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional instó al Gobierno turco para que ponga fin a la incomunicación de los detenidos y les permita contactar a sus abogados.
SE LEVANTA LA PROHIBICIÓN
La Policía ha levantado este lunes la prohibición de acceder a la plaza Taksim de Estambul, epicentro de las revueltas ciudadanas que duran ya tres semanas, y que había sido clausurada tras el desalojo del pasado sábado. 
En cambio, mantiene acordonado el parque Gezi, al que no se permite acceder.
Según informa la cadena NTV, la Policía autoriza a los peatones entrar en la plaza, aunque la circulación de vehículos sigue restringida. Taksim y el adyacente parque Gezi fueron desalojados en la tarde-noche del sábado mediante el uso de gas lacrimógeno y cañones de agua a presión, y desde entonces la zona había estado aislada por un cordón policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada