sábado, 16 de marzo de 2013

Otros países se conmocionan con la brutal violación de una niña en India


El terrible caso de Amanat ha conmocionado a la sociedad india como nunca antes lo había hecho una agresión sexual a una mujer. Amanat, fue violada y torturada con una barra de acero por seis hombres durante una hora. La joven murió el 29 de diciembre, tras dos semanas de agonía.

En un país en el que el desprecio a la mujer se traduce en uno de los niveles de acoso y agresiones sexuales más altos se ha producido una auténtica rebelión social contra la tradicional pasividad e insensibilidad de la policía y de la política hacia estos crímenes. Los medios han reproducido los detalles no solo la brutalidad sufrida por Amanat, sino las agresiones de las que son objeto a diario miles de ciudadanas. El juicio por el caso de Amanat contra cinco de sus violadores se ha abierto en un tiempo récord y estos se exponen a la horca por un delito que hasta ahora solía quedar impune. Pakistán, quizá contagiada por el movimiento indio, ha reaccionado airadamente contra la violación múltiple de una niña de nueve años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada