lunes, 14 de noviembre de 2011

España, el tercer país más moroso de Europa

La diferente realidad europea se plasma también en los días que emplean empresas y administraciones en devolver sus deudas. España no tiene una posición muy honrosa, como acostumbra. Es lo que se ha deducido del estudio ''Comparativa europea de plazos de pago en las transacciones comerciales'' realizado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Dentro de la UE-15 España ocupa el tercer lugar entre los países que más tardan en pagar sus facturas: 99 días de media en el caso de las empresas y 153 en el de las administraciones. España es solo superado por Italia y Grecia.
Según el informe se observa una Europa a varias velocidades en la demora de cobro.
Una directiva obliga a que todos los países tengan aprobada el 1 de enero de 2013 unas normas que obliguen a las administraciones a pagar sus facturas en un máximo de 30 días, y las empresas en 60. La legislación prevé que en España va a haber una reducción gradual de los plazos máximos de pago de las facturas.
Para este año 2011, las administraciones deberían saldar sus deudas en un máximo de 50 días, un tercio del tiempo que realmente están empleando.

El Índice de Riesgo 2010 ha realizado un ranking de plazos medios de pago de los países europeos. Los países del norte son los mejores pagadores, por ejemplo, en primer lugar se sitúa Finlandia con 22 días de media seguido de Estonia y Noruega con 26. Por el contrario, en el lado opuesto se encuentra España que es el tercer país con el plazo de pago real más largo de Europa tras Grecia con 106 e Italia con 117 días. En concreto.
En España se ha incrementado de 98 a 103 días respecto al año anterior. En Europa el promedio es de 55 días (dos días menos que en 2009).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada