miércoles, 26 de febrero de 2014

Homofobia en los deportes

La homofobia es un problema que, lamentablemente, vivimos en pleno s. XIX. Es el instrumento a través del cual, la sociedad machista y patriarcal amenaza a los que se atreven a sentir atracción por otra persona del mismo sexo.
La homofobia y el machismo son muy frecuentes en el fútbol español. El fútbol masculino continúa despertando en más de un cerebro asociaciones con la virilidad.
El fútbol es el deporte homófobo por excelencia. la mayoría de las personas asocia este deporte con el ser masculino y el ser lo suficientemente fuerte, resistente, energético y competitivo, y el hecho de ser homosexual te quita todas esas cualidades.



  • Manuel Neuer, arquero del Bayern Munich y Alemania, es hasta la fecha el futbolista más importante en haber respaldado el derecho de los futbolistas a expresar su condición sexual. Recibió el apoyo del propio gobierno alemán.

  • Justin Fashanu era una gran promesa del fútbol inglés de finales de los 70, cuando fue adquirido por el entonces todopoderoso Nothingham Forest; en 1990 se declaró gay y todo el fútbol británico se fue en su contra. Convertido en paria, se suicidó en 1998.

  • Olivier Rouyer, compañero de Platini en el Nancy de mediados de los 70, también jugó con la selección francesa en Argentina 78. Fue despedido como DT del Nancy en 1994 por ser homosexual, pero sólo lo hizo público en 2008.

  • Robbie Rogers fue parte de la Selección de EE.UU. y jugó en el Leeds, pero se retiró a comienzos de este año, con apenas 25, haciendo público su miedo a poder ser libre como individuo en un mundo que, como el del fútbol, es abiertamente homofóbico.

  • David Testo era una promisoria figura de la MLS hasta que en el 2011 se declaró abiertamente gay en una entrevista. A pesar del respaldo público de otros jugadores de la liga, desde ese año no tiene equipo.

  • Thomas Hitzlsperger, exjugador de la selección de Alemania, confesó que es homosexual el 8 de enero de 2014.



pero no es solamente en el fútbol, en la mayoría de los deportes nos encontramos la misma situación. Personas que no pueden mostrar sus preferencias por miedo al rechazo social.
Si en el s. XX conseguimos que la mujer tuviese los mismos derechos que el hombre, el machismo, la homofobia y la violencia de género son un paso atrás.
Desde pequeños, los niños captan la idea de que deben huir de lo femenino. Sin embargo, en pleno siglo XXI deberíamos ser capaces de cambiar nuestra mentalidad y de dejar de juzgar a la gente por cosas como esta. 
La homofobia, como muchas otras discriminaciones, solo demuestra nuestra incapacidad de crecer como personas. Dejar de lado los derechos de las personas por el simple hecho de cómo es su personalidad o su físico es mostrar la poca evolución que ha tenido el hombre después de tantos cambios en el mundo. Lo importante para un futuro libre es la enseñanza del respeto y la igualdad en el presente.


“En una sociedad cuyos ciudadanos no fueran renuentes al respeto mutuo sería irrelevante saber a quien se ama”
http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/estudio-senala-que-espana-pais-donde-homosexualidad-mas-aceptada-2411009


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada