miércoles, 6 de junio de 2012

El ascenso del Nazismo

Enlace al vídeo

Después de ver el vídeo de la entrada anterior de David Sierra, me he acordado de este que os propongo aquí.

Resulta un buen contraste ver primero cómo una alumna analiza críticamente (aunque de memorieta) la crisis económica, y después el atractivo canto del guapo chico de las juventudes hitlerianas invitando a unirse a la causa.

Gracias a esta secuencia podemos comprender el poderoso atractivo que tenía entonces el fascismo en una sociedad en crisis como la italiana o la alemana. 

No estaban locos aquellos ciudadanos que se echaron en brazos de la mordaza fascista. Sólo cayeron en la tentación de creer en soluciones simples basadas en la fuerza y la imposición a costa de la libertad de los que no pensaban lo mismo. Conocemos ahora las consecuencias.

El vídeo es una extraordinaria secuencia de la igualmente genial Cabaret (1972) de Bob Fosse.

Fíjate cómo la hermosa canción en boca de un atractivo joven llamando a un nuevo amanecer va levantando progresivamente a personajes que simbolizan los distintos grupos sociales, dejando sentado tan sólo a un anciano (¿obrero?) disgustado y escéptico. Cuando se alejan de allí, uno de los protagonistas expresa una reflexión premonitoria:"¿Sigues creyendo que les pararéis los pies?".

El fascismo es una ideología tóxica para la libertad: podemos incubarla como a un inocente huevo de ave, sin percibir el peligro que encierra cuando se trata del huevo de una serpiente.

Para ver la relación del fascismo de ayer con el de hoy puedes echar un vistazo a O nacen o se hacen, un interesante prólogo de hace unos años del añorado Vázquez Montalbán.

(nota: esta entrada es una actualización de la publicada el 11 de junio de 2007)

2 comentarios:

  1. Cazanazis dijo:
    El mundo está conmovido por una espiral de numerosos episodios de grave violencia practicados por los fanáticos grupos neonazis. Es cierto que la realidad actual no se compara a la que tuvo el mundo en los años 30 y 40 del siglo pasado, pero en América existen antisociales que impulsan y organizan una violencia sanguinaria. Ahora no existe la crisis económica y política que precedió al gran desastre de la Segunda Guerra Mundial, pero también hay quienes aprovechan la crisis social y la carencia de planes de desarrollo democrático y solidario, para fomentar la violencia del racismo, odio al extranjero, al judío o a cualquiera cuya identidad cultural no sea compatible con el objeto de su odio. Hoy no se siente un real peligro neofascista y menos una república neonazi, pero los hechos demuestran a un grupo de antisociales ambicionando poder. Tengamos presente la existencia en América Latina de una juventud minoritaria que carece de modelos de identidad solidaria y democrática, entregándose fanáticamente, en el caso del Perú, al violento liderazgo de los nazis Víctor Baca Minetti y Ricardo de Spirito Balbuena, a la tenebrosa simbología, analgesia moral, conmoción social en determinados sectores e incluso la pasividad cómplice ante situaciones de flagrante injusticia como ha sucedido en algunas recientes agresiones y asesinatos. Vemos desconcertados la ausencia de reacción comprometida con la ayuda a la víctima, o la existencia de gentes tatuadas con la esvástica que hacen publicaciones con alarmantes consignas, ideas fijas y simbología nazi; desadaptados que adoctrinan a jóvenes de trece a quince años y grupos que marcan un territorio del odio a base de golpes con bates de beisbol, puntapiés y la norma dominante que obliga la obediencia ciega al cabecilla. Sin embargo, lo más grave del problema es la indiferencia de las autoridades ante este grave riesgo y su incapacidad para hacerle frente, así como la ineptitud de quienes alientan en sus prácticas y discursos el descrédito de las instituciones democráticas. Hoy día la lucha por la libertad, la igualdad y la fraternidad tiene un importante espacio en la Constitución y en el Código Penal, pero todavía falta que cada uno de nosotros ocupe su lugar para evitar usuarios del odio, violencia e intolerancia. Es necesario prevenir mediante la educación de una real convivencia de solidaridad cívica, al lado de políticas integradoras y socializadoras, haciendo el trabajo en equipo para revertir esta inquietante realidad.

    http://cronicas-de-spectator.blogspot.com/2012/03/la-sombre-del-yunque-en-espana.html
    http://diepresse.com/home/panorama/welt/731374/NeonaziMorde_Weitere-Festnahme-in-der-Schweiz
    http://asalto-neonazi-a-mexico.blogspot.com/2008/10/las-dos-cabezas-de-la-hidra.html
    http://www.ajuaa.com/news/shockmental/15286-Neonazis-Rusos-decapitando-Chechenio.html
    http://www.robertlindsay.wordpress.com/2009/09/04/neonazis-rusos-video-de-la-decapitacion/
    http://www.sangre-y-plomo.com/2011/12/terroristas-decapitan-una-chica-delante.html
    http://elcomercio.e3.pe/ima/0/0/0/2/5/25575.jpg
    http://1.bp.blogspot.com/-jIrV-HdjBfQ/T4BnD1XnauI/AAAAAAAADfY/_M2j94aNxYw/s1600/Victor%2BBaca%2BMinetti.jpg

    En las dos últimas páginas figura el führer peruano Víctor Baca Minetti con sus discípulos Javier Christian Aliaga Cornejo, Armel Alberto Torres Zen, Karen Montes Camero, Samir Euscategui Arnao, y René Lira Barreto; alumnos de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, es obvio que tenemos que tener en cuenta al nazismo, que siempre estará ahí, pero sinceramente, ¿Cuanta gente existe del partido Nazi? ¿Y de la Falange? Yo creo que la Historia capituló, y ahora, aunque ciertamnete tenemos una ''simiocracia'' La sociedad no ha vuelto a la ultra derecha ni a la ultraizquierda, ya que, yo almenos, doy por estos movimientos el adjetivo de destruidos. Pueden quedar algunas migajas en el mantel, pero el pan ha sido ya comido, lo malo que le pudo pasar a la historia ya pasó, no con esto no dio que se pueda crear una fuerza tan dolorosa como el nazismo, pero creo que ya, no volverá a tener esa fuerza de antaño, incluso aquí ya se ha practicamente borrado la idea de Franquismo, ¿Cuántas personas hablan hoy de un golpe de estado? Porque en un estado democrático tan fuerte como hoy, que ya ha modificado nuestra generación y no tenemos ningún tipo de violencia antisistema, 4 gatos digamos. En Grecia el caso es especial, han tenido un gobierno que no se le puede catalogar de gobierno, ahora e hora de votar y seguir adelante con la democracia y terminar la crisis. Que todas estas catástrofes, son exaltaciones de las noticias, ya se ha acabado el mundo por la gripe A, por Fuckushima, por Corea del Norte, vamos, e efecto es que cada dos semanas nos asustamos porque el mundo se acaba, y nunca llega, pero la prensa exagera...

    ResponderEliminar